Disfrutar de una buena comida


Disfrutar de una buena comida

disfrutar de una buena comida

En esta temporada de navidad en la que nos encontramos, donde deseamos salir a algún restaurante para celebrar una cena de empresa, o bien, una cena con nuestros amigos y familiares, vamos a dar unos pequeños consejos de como disfrutar de una buena comida tanto para los comensales como para los profesionales del sector.

A priori parecen consejos muy sencillos y obvios, pero no siempre ocurre así. Con estos consejos conseguiremos recibir un buen servicio, y lo más importante, podremos disfrutar de una buena comida.

La reserva de la mesa

Si quiere disfrutar de una buena comida, es muy importante, sobre todo en época de navidad, reservar la mesa con antelación y procurar en la medida de lo posible, indicar el número exacto de comensales. Si hace una reserva, apúntela bien. Y si, por alguna causa, no puede ir, avise con antelación al restaurante de que la desea cancelar. Si por causalidad, el número de personas va a cambiar avise también al restaurante. Y también, si va a llegar tarde avise para que puedan tenerlo en cuenta en su llegada.

La mesa

Si no se encuentra bien acomodado, tiene todo el derecho a solicitar otra mesa. Si realmente no le gusta dónde se sentó y ninguna mesa se encuentra disponible de inmediato, pida que espere o que lo trasladen lo antes posible. Para disfrutar de una buena comida tiene que sentirse cómodo en el lugar en que se encuentra sentado.

La comida

No hay cosa más importante para disfrutar de una buena comida que sea de nuestro agrado. Si la comida no es de su agrado, dígalo educadamente e inmediatamente. No termine su plato “no comestible” o “demasiado hecho” y luego se queje. Informe a su camarero con prontitud para que el problema pueda corregirse lo más rápidamente posible.

Comunique las restricciones dietéticas y alergias

Antes de pedir ningún plato comunique  si tiene alguna intolerancia alimenticia o alergia. Alergias y enfermedades: hoy en día, todo el mundo tiene un “no puedo comer esto..”, y la mayoría de los restaurantes se complacen en acomodar a los suyos. Si no están dispuestos a hacer todo lo posible para hacerlo, no se merecen su negocio.

Difunda su grata experiencia

La comida era excelente, su camarero era un gran profesional, y lo pasó de maravilla. Los elogios son gratuitos. Y en un negocio tan difícil como la restauración que requiere mucho esfuerzo y dedicación, los elogios son bienvenidos. Una vez en casa cuéntaselo a sus amigos, y a todos los que pueda.

Suscribete y recibe ofertas y novedades

[sibwp_form id=1]

4.6 de 5 votos
Categorías

Hay 1 comentario

Add yours